martes, 5 de julio de 2016

Iberdrola: No apta para cardiacos


Iberdrola y en general las empresas cotizadas sujetas a algún tipo de regulación gubernamental, se cuentan entre los mejores valores tras el "Brexit". Esta buena evolución bursátil creo que debe achacarse al fracaso de Podemos en las elecciones del 26 J pues aparentemente era la peor de las opciones para eléctricas, gasistas y similares que seguirán haciendo lo que les venga en gana...
gracias a la connivencia de nuestros políticos de turno que luego se ven "premiados" (por supuesto presuntamente) con puestos en las empresas a las que han ayudado de una u otra forma, basta con ver como Aznar o Felipe Gonzalez cobran sueldos superiores a 200.000 euros por estar como "asesores" en empresas energéticas. Desde mi punto de vista de una u otra forma aquellos que votan a partidos demostradamente corruptos como por ejemplo PP o PSOE o bien son de una u otra forma "cómplices" de esta forma de actuar que claramente perjudica al consumidor, o bien les trae sin cuidado que les roben metódica y desvergonzadamente.
Desde el punto de vista técnico lo vivido por Iberdrola es de locos, y desde luego quienes vendieran en los peores momentos del día posterior al Brexit deben estar dándose cabezazos contra la pared. En general los stop loss en cierres de sesión suelen aliviar al menos parcialmente las perdidas cuando la bolsa entra en modo "pánico" y al menos de esa forma se hubiera salvado un 10 % el 24 de junio.
A corto plazo en la zona de 6 euros confluyen varias resistencias horizontales además de la Media Móvil de 200 sesiones, así que, salvo que veamos una nítida (y quizá algo inesperada) ruptura alcista creo que parece conveniente esperar un poco y tratar de comprar algo más abajo si nos interesa Iberdrola. Eso si, dudo bastante que volvamos a verla por debajo de 5 euros salvo nuevo "cataclismo" en las bolsas.
Evidentemente el análisis técnico ha fracasado estrepitosamente y ha demostrado su ineficacia en momentos de mercado como el actual, de hecho diría que las cosas para quienes únicamente utilizan los gráficos para operar están resultando bastante difíciles en el 2016. Las vueltas en V como la de Iberdrola son catastróficas para los analistas técnicos y por desgracia cada día están más de moda. Lo mismo sucede con los mercados laterales - bajistas como el actual, demasiadas falsas entradas para lograr rentabilizar una cartera usando solo los gráficos.
Personalmente soy partidario de combinar análisis técnico y fundamental, aunque evidentemente ni yo ni nadie tiene una formula mágica para hacerse rico con la bolsa.
En resumen, si queremos comprar Iberdrola yo me sentiría más cómodo haciéndolo en el entorno de 5,40 - 5,50 euros pues, pese a lo espectacular de la recuperación, hay todavía muchas resistencias  en la zona de 6 euros. Como sabéis los lectores habituales nunca recomiendo comprar pegado a resistencias relevantes sin que se hayan superado pues el la probabilidad de fracaso es demasiado alta para que compense el riesgo asumido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Contacto y publicidad: bolsapirineos@gmail.com Bolsa ProRealTime gratis Hoteles en Ainsa