lunes, 25 de junio de 2012

¿Una oportunidad única de comprar Repsol?



Si nos ceñimos al gráfico mensual de Repsol podríamos estar ante una oportunidad histórica para comprar acciones de la petrolera, aunque estas cosas tras una caída del 50 % en cuestión de pocas semanas siempre son difíciles y requieren de una fe casi ciega ante el análisis técnico, que dicho sea de paso...

puede ser muchas cosas pero desde luego no infalible.
La verdad es que si simplemente miramos el gráfico diario de Repsol la tendencia bajista para inapelable, huecos de ruptura y continuidad bajistas, soportes rotos, todas las medias móviles en sentido descendente y algunas figuras de vuelta que no es necesario dibujarlas para determinar que estamos ante un valor que puede tardar meses en cambiar de tendencia.
En cambio si nos vamos a plazos más largos, concretamente al gráfico mensual superior (que os recomiendo que ampliéis) vemos a un valor alcista que simplemente ha ido de las cercanías del techo del canal a apoyarse en el suelo, el 4º apoyo en 16 años en el suelo del canal alcista y por tanto, a priori una oportunidad única de comprar Repsol si efectivamente el suelo del canal define el mínimo del valor en el largo plazo, es decir, si realmente funciona como soporte, lo cierto es que en el pasado ha sido muy fiable pero en la bolsa las certezas no existen.

7 comentarios:

  1. Muy buen aviso de Ramón, que efectivamente para largo plazo parece que estamos en un momento muy interesante para comprar Repsol quien las precise porque amplíe o desee entrar en la petrolera.

    Sobre el teatro socialista en el tema de la amnistía fiscal (que solo ofrece mala imagen fuera de España, independientemente que se está a favor o en contra, y tratan de pescar algunos votos en su deriba, como siempre suelen hacer los políticos), pura demagogia como muchas veces, amplificado en este caso peor debido a su amnesia mental, ya que el Psoe llevó a cabo dos amnistías fiscales en 1984 y 1991, con los entonces ministros de Economía, Miguel Boyer y Carlos Solchaga.
    La concedida por Boyer, también llamada de los pagarés negros, permitía que los defraudadores, salvaguardando su anonimato, pudieran cambiar su capital por pagarés del Tesoro. Aquella discutible medida le costó el puesto al entonces secretario de Estado de Hacienda, José Víctor Sevilla, hermano de Jordi Sevilla, que se opuso frontalmente a la medida de gracia contra los defaudadores. Fue sustituido por Josep Borrell.
    No habían transcurrido ni siete años cuando Carlos Solchaga, en el segundo semestre de 1991, ofreció a los suscriptores una regularización mediante dos opciones, cambiar los pagarés del Tesoro por deuda pública especial del Estado con un tipo de interés muy bajo, o realizar declaraciones complementarias.
    El PSOE no tiene fuerza moral para protestar contra la amnistía fiscal del Gobierno, ni para realizar proclamas contra una medida que, a su juicio “vulnera gravemente la esencia del deber constitucional de contribuir al mantenimiento de las cargas públicas y provoca una quiebra profunda de los principios de progresividad e igualdad en el pago de tributos.
    Tiene razón cuando señala que la amnistía fiscal vulnera principios fundamentales como el de generalidad -los que se acojan habrán sido exonerados del deber de contribuir-, el de igualdad -ciudadanos con las mismas situaciones son sometidos a regímenes distintos- y el de capacidad económica, porque exime a los contribuyentes con mayor capacidad económica y hasta el de progresividad por establecer el pago único del 10%. Sin embargo, se le ha olvidado algo muy importante: este no es el momento para luchas demagógicas por parte de un partido que inauguró las amnistías fiscales y puso alfombra roja a los defraudadores hace veinte años en el más amplio sentido de la palabra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicho sea de paso, en aquel entonces no teniamos ni de lejos el gravísimo problema que tenemos ahora..........

      Eliminar
    2. No es el momento de hablar del PSOE, ya hemos hablado bastante durante ocho años de ellos y por suerte se les castigó y gobiernan poco o nada. Ahora los que se están cargando el país son sus amigos del PP.

      Eliminar
  2. Se están cargando el país?? Ah si?? Los ciudadanos no la cagamos?? La culpa es solo de los banqueros y los políticos?? Que fácil es buscar culpables ! Lo del Psoe no es que fueran culpables, es que fueron unos inútiles, fuertemente apoyados por la ciudadanía y los medios (los medios de manera abrumadora) y mientras recortaban libertades, decían ser la salvaguarda de las mismas, se metieron a "legislar" hasta en el mismo salón de tu casa)además de derrochar para apoyar a sus fines y gobernar solo para la mitad de los españoles.
    Dime donde está el partido político español en este panorama, lo suficientemente cargado de líderes preparados y con equipo para dirigir un gran pais en crisis. Si lo encuentras, te prometo que los votamos...

    ResponderEliminar
  3. Filosofía del españolito típico: "Si el defensa de mi equipo parte la pierna al delantero del equipo contrario, el delantero es un quejica. Si el defensa del equipo contrario da un leve empujón al delantero de mi equipo, ese defensa es un asesino". Otro ejemplo "Si un individuo de mi misma ideología asesina a un contrario, algo habría hecho el asesinado, si uno de la ideología que odio golpea a uno de mi partido, el asesino es un terrorista al que habría que despedazar y tirar sus restos a los cerdos"
    Qué porcentaje de españoles juzga los hechos por sí mismos sin mirar el partido político, la etnia, la iglesia la que pertenecen las personas a las que afectan esos hechos? Muy pocos, quizá el 15% entre los ciudadanos, el 10% entre los jueces y el 5% entre los políticos.
    Y alguien aún no sabe por qué España es lo que es? está donde está?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los hechos son los hechos, y lo que pasó...pasó.
      No es bueno recrearse en lo ya acontecido; pero tampoco olvidar el reciente pasado, dado que lo contrario nos pondría en la "picota" de poder volver a repetirlo.
      Sin embargo...a lo que dices, nada tengo que decir, me parece muy correcto, y me tengo que callar...

      Eliminar
  4. Ese es el camino, escuchar al otro y respetar sus opiniones, aunque no coincidan con las nuestras. Dialogar con corrección aunque sea desde la discrepancia.
    Lo que está mal debe condenarse, lo haga mi padre o mi adversario. Lo que está bien hecho debe reconocerse aunque sea obra de alguien con el que ni me tomaría un café.
    Eso nos hace mejores a nosotros y a nuestro país. En todo caso, parece que debería ser el catecismo del hombre civilizado.Y el que es así no necesita esconderse ni disfrazarse, puede ir siempre con la cara al aire, aunque se exponga a una agresión de las acémilas incivilizadas.

    ResponderEliminar

Contacto y publicidad: bolsapirineos@gmail.com Bolsa ProRealTime gratis Hoteles en Ainsa