sábado, 24 de septiembre de 2011

OPV loterías


La OPV de Loterías y apuestas del estado será la mayor de la historia de la bolsa española si se lleva a buen término, el gobierno espera recaudar unos 7.000 millones de euros por el 30 % de la empresa lo que tiene implicaciones importantes, la capitalización total de Loterías podría rondar los 23.000 millones de euros, algo que le llevaría directamente al Top 7 del Ibex 35 incluso teniendo en cuenta que ...

la ponderación pueda corregirse por su Free Float que será del 30 %. La segunda implicación, si cabe tan importante como la primera, es que el estado español seguirá teniendo un 70 % de Loterías algo que puede permitirle mantener un control total sobre la empresa algo poco deseable si queremos que se encamine hacia la eficiencia, pero con la importante ventaja de que este control puede, en un primer estadio de su privatización, permitirle mantener el privilegio relativo a la exención fiscal de los premios, algo que no tendrá sentido si posteriormente sale a bolsa el resto de la empresa.
Personalmente tengo una idea meridianamente clara de que debe controlar el estado y que no, desde luego creo que una empresa perniciosa desde un punto de vista objetivo, quizá no tanto como las tragaperras o el bingo pero que igualmente puede provocar cierta ludopatía no debería ser un bien público funcionando al amparo del estado y de ninguna manera tener privilegio fiscal alguno, promover el juego no debería contarse entre los servicios de un gobierno; por tanto tras esta primera privatización que reportará a las arcas del estado 7.000 millones de euros debería llegar una segunda y una tercera lo mas rápidamente que permitan los mercados, para reducir la deuda de nuestro país y para que el juego dejara de seguir estatal, que estemos acostumbrados a ver a la empresa como un bien público no quiere decir que eso sea algo lógico.
Entre los escasos datos que tenemos de Loterías y Apuestas destacar que el beneficio puede rondar los 2300 millones de euros, y muy importante, la empresa no tiene deuda; la rentabilidad por dividendo será de un 7,5 % aproximadamente para esta capitalización con un Pay Out, porcentaje de los beneficios que se destina al dividendo, del 80 %, algo que refleja bastante bien que no estamos ante un negocio en expansión y que la empresa no ve oportunidades de inversión en el horizonte ya que prácticamente repartirá a sus accionistas todos sus beneficios en forma de dividendo, el hecho de que estos sean mensuales me parece irrelevante o incluso negativo para los inversores si se les cobra un gasto mínimo por cada dividendo, aunque al parecer se esta negociando para que no sea así.
Curiosamente parece ser que Loterías y apuestas del estado no ha visto reducidos sus ingresos por la crisis, estos permanecen estabilizados algo que podría decirse que no habla demasiado bien de la eficiencia de los españoles a la hora de controlar sus gastos en periodos de crisis, ya que lo lógico seria que como mínimo se hubieran reducido a medida que se incrementaba el paro, pero no quiero entrar en temas tan escabrosos como este, si es una realidad que podemos contarnos entre los países mas ludópatas del mundo y por ejemplo gastamos el doble que los ingleses en juegos de azar.
El negocio de Loterías es bastante sencillo, tiene unas ventas de 10.000 millones de euros destinando a premios el 60 % aproximadamente, y el Ebitda de la empresa ronda los 3.000 millones, por tanto los gastos (sin contar premios) son bastante reducidos lo que elimina la posibilidad de que la empresa disminuya demasiado los costes una vez privatizada.
Entre las incertidumbres de la empresa está la posibilidad a medio plazo de que se elimine la exención fiscal de los premios, si llegara a suceder veríamos como a alguien a quien le tocara 1 millón de euros en un sorteo debería hacer frente a unos impuestos del orden del 40 % como le sucede a quien cobra un premio de una empresa privadas de apuestas que no disfruta de estos privilegios, algo que a medio plazo podría repercutir en una reducción de los ingresos de Loterías pues los jugadores se darían cuenta que los premios reales que acaban recibiendo se han encogido un 40 %. Otras incertidumbres podrían ser la proliferación de la competencia, algo complicado ahora mismo con esa importante ventaja fiscal, pero que podría ser una realidad cuando estuvieran en igualdad de condiciones.
Con respecto a las oportunidades de mejora de resultados de Loterías y apuestas del estado está la posibilidad de incrementar su negocio por internet, muy poco explotado pues supone solo un 1 % de los ingresos. En la misma dirección también podría competir por las apuestas deportivas, aunque el sector quizá ya está algo sobredimensionado y podría no salirle rentable.
Llegando al final de esta valoración es el momento de discernir si puede o no ser interesante acudir a la OPV de loterías, personalmente creo que la valoración es correcta, que los riesgos están limitados y que podría ser una OPV que saliera bien a medio plazo aunque no deberían esperarse revalorizaciones importantes a corto plazo; otras empresas cotizadas que también tienen ingresos recurrentes y estables y que carecen de deuda como BME o Red Eléctrica vienen comportándose bastante mejor que el mercado y han soportado la caída del Ibex relativamente bien, si las comparamos por Per y rentabilidad por dividendo las cifras no serian demasiado diferentes, aunque realmente los negocios si son distintos y estemos haciendo un ejercicio de comparativa bastante irreal. El mayor riesgo si se acude a la OPV es que a corto plazo el valor baje por las ventas de los primeros días de los inversores particulares (a los que se destina el 60 % de la oferta) que todavía creen que estamos en los tiempos en que todas las OPV salían bien y acudir implicaba un beneficio en horas del 5 - 10 %. Por supuesto tampoco ayuda la inestabilidad de los mercados. En tiempos de bonanza la OPV de Loterías seria una inversión segura a estos precios, pero probablemente entonces el estado la habría sacado a bolsa significativamente más cara.

1 comentario:

  1. El patio sigue revuelto, y todos mirando para todas partes…
    La mayoría de los miembros del G20 está por prestar ayuda financiera a los países europeos con problemas de deuda, por lo que se deduce de las palabras de algunos de sus líderes. Eso es bueno.
    El Gobierno griego vuelve a pensar en la posibilidad de tener que aprobar aún más medidas de ahorro si hace falta que complementen la estrategia de austeridad para evitar la quiebra, y eso tampoco es malo. (Eso sí, casi siempre lento y por detrás del mercado a menudo.)
    Sobre JAZZTEL, pues mal cierre en la sesión del viernes, el grafico era de lo mejor de nuestro mercado al situarse encima de los máximos anteriores, lo malo que el viernes perdió el soporte de 3,70€ se fue a 3,50€ y luego reboto con fuerza para cerrar en 3,64€. Es muy importante que recupere 3,70€, si lo hace objetivo en 4€, el soporte queda fijado en 3,53€ zona de máximos de la semana anterior.
    El precio del petróleo y de algunas materias primas bajan, lo que da inquietud en algunos países emergentes exportadores.
    Como nota técnica diré que el otro día comenté que pronosticaba rebote para el viernes y que era importante superar los 8000. Pues el viernes el IBEX cerró en los máximos de día justo casi en el 8000.
    Para mañana lunes si se superan los 8000 podríamos volver a los 8480.
    El SP500 rebota también desde la zona de mínimos y el DAX lo mismo desde los 5000. Podría ser un doble suelo.
    La tendencia en el IBEX de corto sería lateral mientras no supere 8480 por arriba o pierda 7490 por abajo.
    Ahora mismo tiene buena y mañana podríamos iniciar subida hacia los 8480, siempre que no haya “noticias…”.

    ResponderEliminar

Contacto y publicidad: bolsapirineos@gmail.com Bolsa ProRealTime gratis Hoteles en Ainsa