miércoles, 18 de enero de 2017

Aprovechar las ineficiencias del mercado


Si algo debemos tener claro cuando hacemos trading en los mercados financieros es su ineficiencia a corto plazo (sobre todo), los desajustes están a la orden del día y frecuentemente los inversores se dejan llevar por el pánico y la euforia incluso en cuestión de horas (basta ver lo sucedido tras la victoria de Donald Trump). 
Lo relevante para cualquier inversor es mantener la calma y estudiar la situación con frialdad...
para aprovecharse y no caer en la trampa de estas ineficiencias de las bolsas, pensando siempre que al final las aguas volverán a su cauce y valorando cada uno de los eventos que afectan a los mercados en su justa medida. Por tanto cualquier suceso tipo atentado, Brexit o batacazo político deben ser vistos como una oportunidad, porque realmente lo son. Por ejemplo a toro pasado es evidente que comprar IAG tras el Brexit fue una oportunidad, quienes lo hicimos rondamos el 40 % de rentabilidad, y es que en cualquier análisis en frío es fácil darse cuenta que no tiene sentido que tras el Brexit la fusión de las aerolíneas British Airways e Iberia valiera la mitad que unos días antes.
Por supuesto analizar la situación con frialdad  no es equivalente a comprar cualquier valor que cae, hay que valorar si la razón de su declive lo justifica o no, incluso ir más allá para tratar de discernir si puede haber alguna explicación oculta para su desplome lo que resulta en ocasiones muy complicado para el pequeño inversor, por tanto mi propuesta es que se traten de aprovechar siempre los momentos de pánico generalizados.
En la parte superior os he colgado el gráfico de Repsol pues, aunque desde otra perspectiva, también muestra una ineficiencia del mercado. Seguramente Repsol estaba correctamente valorada a 7,50 euros cuando el petroleo cotizaba por debajo de 30 $ si esa situación hubiera tenido visos de perdurar en el tiempo, pero es evidente que no iba a durar demasiado, una gran número de productores estaban perdiendo dinero y antes o después o bien se pondrían de acuerdo o bien muchos tendrían que dejar de extraer petroleo a perdidas. Por tanto era lógico que el petroleo subiera hasta al menos la zona de 45 - 50 $ donde muchos países ya están por encima de su precio de producción. Por supuesto podría haber trasncurrido algo más de tiempo hasta que algo así sucediera, pero desde mi punto de vista tras 1 o 2 años a lo sumo la situación se hubiera normalizado.
Hoy con el petroleo cotizando a 55 $ muchos recomiendan comprar Repsol, personalmente creo que gran parte del potencial alcista ya se ha recorrido. Es cierto que de forma puntual el petroleo puede subir todavía mas, pero no veo al oro negro en 100 $ de nuevo ni mucho menos. Quizá Repsol siga subiendo y desde luego el aspecto gráfico es excelente, pero el riesgo de comprar ahora y tener perdidas a medio plazo es infinitamente mayor que hace unos meses.
Por último un par de notas técnicas, vemos en el gráfico como Repsol intenta romper al alza la formación de cuña en que lleva cotizando desde el inicio de su resurgimiento a principios del año pasado. Romper al alza ese nivel (ligeramente creciente) abriría de par en par las puertas al valor hacia la zona de 16 - 17 euros donde tiene tanto su máximo histórico en gráficos ajustados por dividendos y ampliaciones como la mayoría de topes en sus tendencias alcistas multi-anuales. Pero claro, y volviendo sobre lo anterior, hablamos de un 10 - 15 % de beneficio potencial que comparado con la rentabilidad acumulada no solo de quien fue capaz de comprar en mínimos, pues lograrlo fue fruto de la casualidad, sino de cualquiera que lo hizo en la zona de 9 - 10 euros, resulta una nimiedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Contacto y publicidad: bolsapirineos@gmail.com Bolsa ProRealTime gratis Hoteles en Ainsa