jueves, 4 de diciembre de 2014

Cómo embaucar a los inversores comparando "peras con manzanas"




A lo largo de la tarde hablaremos de la "supuesta" QE a la europea que, una vez más, ha aplazado Mario Draghi presidente del BCE. Por ahora el BCE no hace nada pero deja una puerta abierta a que la QE sea una realidad en los próximos meses en lo que bien podría ser una tentativa de insuflar algo de ilusión en unos mercados que se estaban hundiendo por momentos.
Pero antes quiero hablaros de una actitud que me preocupa, en el pasado he denunciado hechos que no creía correctos en analistas de renombre y medios de comunicación. Por ejemplo considero que no puede hablarse de las rentabilidades de las...
operaciones abiertas pero no ofrecer los datos de las opeativas cerradas. Las operaciones con beneficios en el análisis técnico (por su propia naturaleza) están (de media) abiertas durante mucho más tiempo. Las perdidas se cortan deprisa, vía stop loss, ofrecer la totalidad de la operativa es un ejercicio de transparencia que sigue sin realizar por ejemplo Carlos Doblado (ahora en Cotizalia), quien desde mi punto de vista es uno de los mejores analistas de nuestro país (una cosa no quita para la otra).
Pero antes de que me líe a hablar del ínclito Hodar de Expansión (desde mi punto de vista el peor analista de España en relación a su prestigio), vamos a comentar un tema que me chirría, será solo un ejemplo de muchos, una muestra de cómo falsear la realidad comparando peras con manzanas, y si además uno se vanagloria de un éxito conseguido (que no es tal), o bien es tonto de capirote o (estoy seguro de que esta es la buena) se pasa de listo buscando cazar clientes incautos.
Vayamos al tema, cualquiera que en agosto de 2011 hubiera comprado los 35 valores del Ibex replicado su ponderación hubiera logrado un 49 % de rentabilidad hasta noviembre de este año. Para quien hacerlo le parezca complicado decirle que basta con comprar un ETF que replique al Ibex y, pese a la cierta ineficiencia que sufren este tipo de productos, se hubiera logrado al menos un 45 % de rentabilidad. Esto se comprueba con facilidad gracias al Indice Ibex Dividend (Ibex Total Return) que incluye los dividendos y ampliaciones realizados por las empresas (ver gráfico inferior) reflejando fielmente la realidad de la bolsa española. Si en agosto de 2011 hubiéramos comprando acciones de los 5 o 6 pesos pesados del Ibex habríamos obtenido en torno a un 50 - 60 % de rentabilidad (incluyendo dividendos), para hacerlo no precisamos a nadie que nos gestione la cartera.
En la parte superior vemos una comparativa entre la cartera EI Premium (y si, Premium se refiere a pagar por tener acceso a ella) y el índice Ibex 35, y salvo que la cartera EI Premium no recoja los dividendos entregados por las empresas* (sería la primera vez) estamos comparando un índice que no recoge los dividendos entregados con una cartera que si lo hace. Basta recordar que empresas como el Santander han estado dando un 8 - 10 % de rentabilidad por este concepto en los últimos 3 años para ser conscientes de varias cosas, entre ellas que el resultado obtenido por EI Premium es muy flojo, que evidentemente se comparan peras con manzanas, y que quien se alegra de esa rentabilidad queda en el más absoluto de los ridículos delante de cualquiera con un mínimo de cultura financiera.

* Si me demuestran que la cartera EI Premium no incluye los dividendos y ampliaciones entregadas por las compañías que la han integrado, no solo me comprometo a borrar esta entrada, sino a escribir otra alabando las bondades de la misma.

1 comentario:

Contacto y publicidad: bolsapirineos@gmail.com Bolsa ProRealTime gratis Hoteles en Ainsa