miércoles, 4 de diciembre de 2013

El déficit de tarifa y su repercusión para... todos


El gran problema del sector eléctrico conocido como "déficit de tarifa" daría para hablar largo y tendido, así a bote pronto podríamos decir que es el resultado de una pésima gestión de gobiernos anteriores que, entre otras muchas cosas, sobredimensionaron las energías renovables a base de subvencionarlas a muy largo plazo garantizando el cobro de cantidades demasiado altas (primas) por la electricidad producida, algo que deriva...
en que incluso energías tan ineficientes como la solar (en forma de "huertos" solares) se produjera en masa y se cuente por miles las instalaciones de este tipo en nuestro país; en la época de bonanza se decidió obviar el problema creando el déficit de tarifa que viene a ser el dinero que no se repercute al consumidor del total de la tarifa eléctrica y que queda como una deuda del estado a las eléctricas. Para haceros una idea este año, y pese a las subidas sufridas en el precio de la electricidad en los últimos ejercicios por consumidores y empresas, esa cantidad que podríamos decir se encuentra "en el limbo" superará los 3.500 millones de euros, y el total acumulado que todos los españoles debemos a las eléctricas no andará muy lejos de los 30.000 millones.
Este es un problema para todos los implicados, consumidores que ven como una y otra vez tienen que pagar más por la electricidad, empresas de renovables a quienes se les quieren recortar las primas prometidas (llevándose por delante la seguridad jurídica dicho sea de paso), del gobierno que tiene una deuda más por ahí que supone un 3 % de nuestro PIB y por supuesto para las compañías eléctricas de nuestro país que querrían cobrar esos 30.000 millones que se les deben y que, probablemente tarden en cobrar 15 años más.
Como tantas cosas en esta crisis estamos ante un problema que (ahora) tiene una muy difícil solución, pagar a las eléctricas incrementaría el déficit español y además no resolvería el problema de los nuevos "deficits de tarifa" que se generarán en ejercicios venideros salvo que, se suba la electricidad un 15 % ahora (y más en el futuro) lo que supondría una traba más para la recuperación pues pequeñas y medianas empresas (y por supuesto consumidores) verían incrementados sus costes, aunque que nadie olvide que lo que no paguemos ahora vía factura eléctrica lo pagaremos a base de impuestos ahora y en el futuro. Lo que ahora está en cierto modo en cuestión es como se pagan esos 3.500 millones de este año de déficit de tarifa, si se colocarán en el mercado con el aval del estado o no, pero de una forma u otra los consumidores lo acabaremos pagando.

Como adorno a esta entrada dos gráficos de dos empresas en cierto modo sufridoras del problema comentado (aunque sobre todo a las eléctricas habría que apretarles algo más las tuercas) de un lado Gamesa que, dado el embolado que hay montado, puede tardar lustros en reanudar la venta de aerogeneradores en nuestro país y, aunque este internacionalizada la eólica española este bien podría ser un problema recurrente y extrapolable. En la parte inferior Iberdrola que, tras ver como el problema futuro del déficit de tarifa iba a ser solucionado vía presupuestos, comprueba como este gobierno "donde dije digo digo Diego" y deja las cosas como estaban, o sea, sin hacer gran cosa.
Técnicamente hablando Gamesa tiene un soporte importante en 6,50 euros y el siguiente en 5 euros, por tanto situación peligrosa para el valor pues parece dejar además una figura de triple techo o de hombro cabeza hombro (según queramos verlo.) Por su parte Iberdrola se aleja de máximos anuales dejando un hueco por el camino, con bastante volumen y coleccionando velas negras, pronto llegará al primer soporte y habrá que ver como se comporta ahí.

A continuación un artículo sobre el tema del diario ABC :

Una de las grandes preocupaciones del Gobierno de Mariano Rajoy es poner en orden el sistema eléctrico, que arrastra un déficit de tarifa que amenaza con convertirse en un problema de primer nivel para la economía española. Este objetivo pasa por acabar con el creciente déficit de tarifa, el desequilibrio entre los costes regulados y los ingresos del sistema eléctrico. Un agujero que empezó a dispararse en 2005 y que acumula 23.159 millones de euros después de las últimas colocaciones. Este año, a pesar de las reformas aprobadas, volverá a crecer en torno a los 3.600 millones.
¿Qué es el déficit de tarifa?

Es una deuda reconocida por el Gobierno que tienen contraída los consumidores con las empresas eléctricas. Asciende a 23.159 millones y este año sumará en torno a 3.600 millones más.
¿Cómo se forma?

El déficit se crea porque los ingresos regulados del sistema eléctrico no son suficientes para cubrir los costes asociados a las actividades reguladas. Esto es así desde 2007, cuando los Gobiernos empezaron a utilizar la parte regulada de la factura para modular las posibles subidas de la luz. El déficit que se generó los años anteriores lo hizo porque el Gobierno no repercutió en la tarifa integral los costes reales de la generación de electricidad. Esto significa, en definitiva, que lo que pagan los consumidores en la factura de la luz es insuficiente para cubrir los costes del sistema.
¿Por qué se produce este desequilibrio?

Este agujero se produce porque los Gobiernos han metido en la tarifa conceptos políticos como las primas para incentivar a las energías renovables o la protección al carbón nacional. Estas decisiones han elevado los costes reales y el Gobierno no los ha trasladado a la tarifa para evitar subir la luz, algo que no es popular. El objetivo es mantener las tarifas dentro de lo «aceptable» política y socialmente. Aunque, desde 2007, la factura ya ha crecido más de un 60%, en parte por no agrandar el agujero que se ha ido creando.
¿Qué son los costes regulados?

La tarifa de la luz se compone de dos partes: el precio de generar energía, que se fija en el mercado; y el coste de las actividades reguladas, que lo marca el Gobierno. Las actividades reguladas tradicionales son la distribución, el transporte y la operación del sistema. Pero en los últimos años se han incluido otras partidas, como las primas a las renovables, los sobrecostes por generar la electricidad en las islas o la amortización de los déficits anteriores.
¿Cuándo empezó a generarse el déficit?

El mecanismo de déficit se creó con la Ley 54/1997 del Sector Eléctrico. El primer gran desequilibrio se produce en 2005. Tanto en 2005 como en 2006 (años en los que se generó un déficit de casi 8.000 millones entre ambos) el precio por la generación de electricidad fue muy superior al reconocido en la factura, que entonces tenía una tarifa integral. La entrada exponencial de las renovables a partir de 2008, unida a la caída de la demanda que provoca la crisis económica general, lo disparó.
¿Cómo se financia?

Esta deuda la soportan en sus balances las compañías de Unesa: Iberdrola, Endesa, Gas Natural Fenosa, E.ON y EDP. Desde 2011 lo han titulizado en el FADE, fondo estatal que lo ha ido colocando en el mercado y que dejará de funcionar al acabar 2013.


6 comentarios:

  1. Debe ser el único sector del mundo económico que al caer la demanda suben los precios.

    "La entrada exponencial de las renovables a partir de 2008, unida a la caída de la demanda que provoca la crisis económica general, lo disparó."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda esa parte del artículo de ABC es desafortunada...

      Eliminar
  2. Ramón,estudia un poco el asunto, el déficit de tarifa no se origina por las primas a las renovables, dice terrapin con razón que es una aberración del capitalismo que ante la abundancia de un bien y escasa demanda los precios suban, se trata de un oligopolio eléctrico que se harta de ganar dinero y exige más aún, están primando centrales energéticas hidroeléctricas y nucleares ya amortizadas, un disparate, y el boom no fueron las renovables, fueron las centrales de ciclo combinado las que han creado el problema por sobre capacidad instalada, saludos cordiales, Telesforo

    ResponderEliminar
  3. Ramón,estudia un poco el asunto, el déficit de tarifa no se origina por las primas a las renovables, dice terrapin con razón que es una aberración del capitalismo que ante la abundancia de un bien y escasa demanda los precios suban, se trata de un oligopolio eléctrico que se harta de ganar dinero y exige más aún, están primando centrales energéticas hidroeléctricas y nucleares ya amortizadas, un disparate, y el boom no fueron las renovables, fueron las centrales de ciclo combinado las que han creado el problema por sobre capacidad instalada, saludos cordiales, Telesforo

    ResponderEliminar
  4. El problema está ahí, pero si ha sido mala gestión política de sucesivos gobiernos..... ¿Por que los correspondientes expresidentes de gobierno de este pais han sido fichados por estas mismas eléctricas como asesores? No será por su "brillante gestión" en este sector.....

    ResponderEliminar

Contacto y publicidad: bolsapirineos@gmail.com Bolsa ProRealTime gratis Hoteles en Ainsa