martes, 17 de abril de 2012

Sacyr y Repsol en bolsa tras la confiscación de YPF



Como no podía ser de otra forma Repsol y Sacyr son los dos peores valores del Ibex, la primera por la nacionalización de YPF por parte de Argentina y la segunda por depender gran parte de su capitalización de la evolución de Repsol en bolsa; y me atrevería a decir que Sacyr depende mas que Repsol de YPF dado el apalancamiento que tiene Sacyr si comparamos la valoración de su participación en Repsol...

con su capitalización total, ya que el 10 % de Repsol que posee Sacyr vale 2.200 millones de euros y toda Sacyr vale en bolsa menos de 900, algo que no se explica porque los mercados se hayan vuelto locos sino por la elevada deuda de la inmobiliaria en relación a sus activos.
Con respecto a los gráficos de Sacyr y Repsol la evolución de la segunda ha ido más o menos por donde esperábamos ya que en los peores momentos de la sesión ha tocado los 15,90 euros (esta mañana hablábamos de 15/16) aunque no podemos dar por hecho que no pueda bajar más en los próximos días cuando se realicen rebajas en el precio objetivo de Repsol y en su rating, sin duda el mayor catalizador (para bien o para mal) para Repsol debería ser conocer cuánto va a pagar Argentina por YPF, que a todas luces estará muy lejos de ser un precio justo. Yo no descartaría todavía ver en los próximos días a Repsol más cerca de los 15 euros, de hecho es probable que la veamos cotizar entre 15 y 17 a corto plazo con la lógica volatilidad que lleva aparejada la incertidumbre.
Y si hablamos de incertidumbre peor es la situación de Sacyr ya que la viabilidad de Repsol ni esta ni estará en entredicho incluso valorando a 0 YPF; en el caso de Sacyr el eterno problema es la puesta en valor de activos y deuda, sin olvidar los problemas de liquidez a corto plazo y la necesidad futura de refinanciación. Desconozco con exactitud como están ahora las cosas pero sin duda a medio plazo Sacyr precisará ampliar capital con el lógico efecto dilución que provocará en los accionistas, sin olvidar que el apalancamiento de poseer un valor que en bolsa vale menos de 1.000 millones y cuya deuda multiplica por muchas veces esa cifra siempre está sujeto a que variaciones de cierta importancia en la valoración de los activos provoque una disminución muy importante en la valoración de la compañía y por ende en la acción. Supongamos por ejemplo que la deuda de Sacyr es 10.000 millones de euros (cifra ficticia) como la compañía vale en bolsa 1.000 la valoración aproximada que asigna el mercado a sus activos podríamos decir que es 11.000 (activos menos deuda) si los activos pasaran a valer 9.000 entonces Sacyr no valdría absolutamente nada.

1 comentario:

  1. Hola Ramón, podrías hacer un análisis sobre IAG. Gracias y un saludo

    ResponderEliminar

Contacto y publicidad: bolsapirineos@gmail.com Bolsa ProRealTime gratis Hoteles en Ainsa